10 trucos para conseguir un buen funcionamiento de tu vehículo para ahorrar dinero.
10 trucos para conseguir un buen funcionamiento de tu vehículo para ahorrar dinero.

10 trucos para conseguir un buen funcionamiento de tu vehículo para ahorrar dinero.

31/10/2021
0 Comentarios

10 trucos para conseguir un buen funcionamiento de tu vehículo para ahorrar dinero.

Cuando decides comprar un coche (si estáis interesado en comprar coches de ocasión en Valladolid podéis encontrarnos en Más Automoción) no solo hay que tener en cuenta la inversión inicial que se requiere para la compra de él, sino también existe otra serie de factores a la hora de utilizar el vehículo, como puede ser el mantenimiento del vehículo o un mal funcionamiento de él.

Por lo tanto, vamos a indicar algunos consejos para conseguir que no pierdas dinero con un mal uso del vehículo y evitar relaciones por una mala utilización.

  1. No forzar el coche cuando esta frío.

Una de las malas funcionalidades que más realizan los consumidores es arrancar el vehículo y enseguida cambiar las marchas, acelerar el coche de manera forzada, esto es uno de los factores en los que el vehículo sufre más y sobre todo en invierno cuando las temperaturas suelen ser negativas.

Para evitar esto se debe de tratar al vehículo suave y al principio con tacto en lo que el motor se calienta para evitar daños en él, ya que la temperatura adecuada que tiene que alcanzar el motor del vehículo para un buen funcionamiento es de 90ºC. Por lo tanto, si esperas a que la temperatura alcanzada sea de 60ºC conseguirás alargar el buen funcionamiento del vehículo y ahorras dinero en averías.

  1. No apagar el aire acondicionado antes de parar el motor.

Esta es una de las costumbres más utilizadas y sobre todo en verano ya que tenemos encendido el aire acondicionado todo el tiempo, además de parar el motor antes de apagar el aire acondicionado, provocando que el sistema se paralice bruscamente y sufra más de la cuenta.

Si te acostumbras a apagar el aire acondicionado y a continuación parar el motor conseguirás un buen funcionamiento del vehículo y te puedes evitar un fallo del aire acondicionado, por esta mala práctica.

  1. Apurar la reserva.

Este mal funcionamiento puede ocasionarte quedarte algún día sin combustible o provocar daños en los inyectores, conductores o la bomba de combustible.

Se puede realizar alguna vez porque no hemos calculado bien el viaje o por cualquier otro motivo, pero si lo realizamos de manera habitual, esto puedo ocasionar una avería muy cara para tu vehículo.

  1. Circular con poca presión en los neumáticos.

Este error es muy ocasionado por los conductores, ya que tienden a pensar que cuando inflamos los neumáticos estos mantienen una presión de manera permanente. Pero esto no es así ya que debido al funcionamiento del vehículo, baches o mal estado de las carreteras la presión de los neumáticos baja progresivamente.

Lo más conveniente es realizar una comprobación de la presión de los neumáticos cada mes, para evitar que circulen por debajo de lo debido, así evitaremos consumir menos combustible y un desgaste de los neumáticos por los lados de la banda de rodadura, algo que puede provocar que cuando vayamos a pasar la ITV no podamos realizarla o incluso tener que cambiar los neumáticos antes de tiempo.

  1. No esperar a que el turbo se enfríe.

Este problema es muy parecido al mencionado anteriormente del aire acondicionado, pero relativo para los motores que tienen turbocompresor. En este caso se debe a que la turbina del mismo funcione a decenas de miles de revoluciones por minuto, lo que ocasiona que la temperatura suba mucho durante su funcionamiento, sobre todo cuando se realiza una aceleración sostenida en tramos largos de alta velocidad.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta que siempre que tengas un vehículo con turbo, debes mantener el motor del coche en ralentí durante 30 segundos o esperar un minuto antes de apagarlo, así la temperatura bajara y la turbina dejara de girar. Así evitaras una avería costosa en el futuro, ya que estas forzando los componentes y el eje de la turbina.

  1. Abusar del punto muerto en movimiento.

Esta costumbre es muy realizada por los conductores ya que se piensan que circular en punto muerto ahorrar combustible, pero esto no es así ya que cuando el motor gira en ralentí debe realizarlo con su propio esfuerzo y sin ayuda ninguna del movimiento del cigüeñal.

Por ejemplo, si bajamos una pendiente o nos estamos acercando a un semáforo en rojo, lo adecuado es poner una marcha engranda y soltar el acelerador, así conseguiremos un ahorro de combustible adecuado ya que el consumo será equivalente a cero.

De lo contrario, si los hacemos en punto muerto puede ocasionar que perdamos el control del vehículo e incluso que consumamos más combustible, entre unos 0,3L o 0.4L por cada 100 kilómetros.

  1. Circular con las ventanillas bajadas.

Para aquellos coches que no tienen aire acondicionado este problema es inevitable ya que con las altas temperaturas del sol, el coche coge temperatura rápidamente. Pero, si tu vehículo tiene de aire acondicionado, es preferible que utilices este, aunque reste potencia al motor, el consumo es menor que abrir las ventanillas, siendo el incremento del combustible mayor.

Además, este mal uso también puede ocasionar que entren bichos, provocando una distracción del conductor y que, en caso de accidente, este menos protegido.

  1. Pisar el embrague cuando el motor está apagado.

Esto es aconsejable, que cuando el vehículo este parado en un semáforo en rojo o intersección, se quite el pie del embrague y se coloque el punto muerto, ya que el vehículo no está en movimiento y esto provoca un desgaste en el mecanismo prematuramente, afectando al disco y el cojinete de empuje.

  1. Circular con la marcha incorrecta.

Es una de las más importantes, tanto por exceso como por defecto. Es decir, si te pasas y llevas demasiado altas las revoluciones, el consumo será mayor y el desgaste se realizara anticipadamente.

Por el contrario, si circulas con marchas bajas, por ejemplo, en el adelantamiento con otro vehículo, el coche necesita un sobreesfuerzo para compensar. En estas situaciones vemos que el vehículo esta sufriendo y necesita una marcha más corta.

  1. No cumplir con los periodos de mantenimiento.

Este error, como la sustitución de piezas y filtros, el aceite, las patillas de frenos o el líquido refrigerante es contraproducente y en vez de ahorrar puedes ocasionar en un futuro una avería más costosa, incluso.

¡Buena conducción!

Si estáis más interesado en ver nuestras instalaciones y nuestros coches de segunda mano nos podéis encontrar en Mas Automoción o en la Calle Forja, 10, Polígono de Argeles, CP. 47009, Valladolid.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

Autor

Raul Bodas
Más Automoción
MÁS AUTOMOCIÓN llega a Valladolid con una forma nueva de entender los coches de segunda mano.
© 2024 - Más Automoción - Desarrollado por TOOOLS